5 Errores que No Debes Cometer con la Alimentación de los Niñ@s

Autor: administrador Casi Categoria: Root Fecha: Comentarios: 0 Vistas: 169

La alimentación y la nutrición son fundamentales a lo largo de nuestra vida. Desde que somos pequeños adquirimos los hábitos y los trasladamos a la edad adulta.

Coincidimos en que, como padres queremos lo mejor para nuestros hij@s. Tanto para su presente, como para su futuro. 

 

Hoy te acercamos “5 errores que no debes cometer con la alimentación de los niñ@s”. Conociéndolos, podrás evitar estos errores que es posible que estés cometiendo en la alimentación de tus hijos. ¡Comenzamos!

 

Error 1: Obligarles a comer

¿Tienes que comer esto? ¡Lo comes sí o sí!... Expresiones como estas, alguna que otra vez, hemos escuchado de niños o, repetido ahora como adultos.

Obligar a un niño@ a comer, solo genera una emoción negativa frente al alimento que tiene en su plato.  

En este sentido, no es recomendable obligar a un niñ@ a probar un alimento o consumir un alimento.

 

Que un niño manifieste que no le gusta un determinado tipo de alimento o forma de prepararlo, no debería ser un problema. No te alarmes si no come coliflor. Lo importante y clave es que la verduras y frutas estén presentes en su dieta diaria.

 

Si realmente existe una negación a todas las verduras, tendremos que emprender un trabajo de reeducación del paladar. Es estratégico que se vaya acostumbrando al sabor y la textura. Puedes acudir a un profesional de la alimentación para que te guíe en el proceso.

 

Ten claro que, la sensación de saciedad debe determinar la cantidad de alimentos que comamos en cada situación, por lo que, no deberías obligar a comer todo el plato o servir lo mismo que a un adulto.

 

Error 2: Improvisación

¿Sabías qué? La improvisación no se lleva bien con la alimentación saludable. Si te detienes un momento, planificas y elaboras un menú semanal para toda tu familia, esto te hará pensar en los alimentos que vas a consumir.

 

Es verdad. Preparar almuerzos y cenas de manera equilibrada puede resultar muy complicado, sobre todo, si no te organizas con antelación. Por eso, es clave que empieces a pensar en ello. A medida que el tiempo pase, lo incorporas en tu rutina y lo veras como algo habitual.

 

Cada día lo harás en menos tiempo y sin darte cuenta. Y como plus, te facilitará la realización de tu lista de compras, evitando comprar alimentos que no deberían formar parte de la comida infantil.

 

Lo harás de forma inteligente, poniendo el foco en la alimentación saludable de tu familia, tomando conciencia sobre el tipo de alimentación que requieres o necesita tu cuerpo.

 

Una buena idea es que sean tus propios hij@s quienes te ayuden a realizar la compra de alimentos frescos, como las verduras, hortalizas y frutas.

   

Error 3: Un plato colmado de comida

Tú lo debes saber. En cada una de las etapas de nuestra vida las necesidades nutricionales de nuestro organismo cambian. Un niñ@ en crecimiento necesitará una cantidad de nutrientes adecuada a sus necesidades y requerimientos.

 

Por tal motivo, es relevante que adaptes las raciones a su edad,ayudando a generar una dieta equilibrada. Lo que recomiendan los profesionales es efectuar entre 4 y 5 comidas al día. 

Aquí, una vez más, te alentamos a consultar con un especialista en nutrición, nadie mejor para guiarte.

 

No olvides, tomar un buen desayuno saludable, la media mañana y la merienda. Los snacks saludables de frutas y hortalizas, así como los frutos secos, lácteos o cereales integrales, son alternativas de comida saludable para estos momentos del día. ¡Apúntatelo!

   

Error 4: Refrescos azucarados vs agua como bebida de elección habitual

El agua en tu mesa debe ser la bebida de elección habitual. En todo momento y ocasión. Transfórmala en tu bebida preferida en cualquier momento del día.

 

Es sabido que otras bebidas como las frutas y hortalizas son recomendables como fuente para hidratarse, pero esto es en ocasiones puntuales. Ninguna como el agua.

En cuanto a los refrescos azucarados, lo recomendable es disminuir su ingesta todo lo que se pueda. 

Error 5: Repetir una y otra vez el mismo menú

Si realmente quieres brindar una alimentación saludable a tus peques, la práctica de repetir todas las semanas el mismo plan de comidas puede no ser lo más adecuado para mantener una buena alimentación. 

 

Toma nota. Las verduras y frutas todos los días. Las legumbres las puedes consumir entre 3 y 4 veces por semana y, los pescados 4 veces.

 

Incorporar diferentes alimentos, de distintos grupos, garantiza un significativo aporte de vitaminas y minerales que ayudan a que el organismo de los niñ@s, y el nuestro también, funcione de manera correcta.

 

Te animamos a que prepares a tus hij@s un plan con menús saludables para todos, haciéndoles parte de la planificación semanal. Nadie como tú para motivarlos y hacer que adquieran hábitos saludables.

 

Comentarios

Deja tu comentario