5 Recomendaciones para Almacenar Verduras y Hortalizas en el Frigorífico

Autor: administrador Casi Categoria: Root Fecha: Comentarios: 0 Vistas: 246

¿Sabes cómo preservar las hortalizas y verduras lo más frescas posibles durante mucho tiempo? 

Te brindamos 5 recomendaciones geniales para almacenar verduras y hortalizas en tu frigorífico. ¿quieres conocerlas? ¡Vamos a ello!

Aunque muchos digan que almacenar alimentos en el frigorífico es una tarea fácil, ¿Quién no ha tenido que tirar, alguna vez, un plátano, lechuga o tomate?  

Es verdad. Los frigoríficos actuales ya tienen estructurados espacios específicos para que cada producto alimenticio se guarde a la temperatura óptima, pero muchas veces, nos entran dudas sobre cómo almacenarlos ¿en bolsa de plástico o papel? ¿en la estantería de arriba o abajo? ¿cortados y pelados o enteros? ¿Cuándo me puede durar más en buen estado? y miles de inquietudes que surgen a la hora de almacenar hortalizas y verduras en la nevera.

Desde el blog de Tomate CASI Online queremos acercarte algunas recomendaciones y trucos sobre como almacenar verduras y hortalizas adecuadamente.

Toma apunte. Presta atención a estas ideas geniales que te ayudaran a ahorrar espacio y evitar desperdiciar comida.

1. Hortalizas y frutas sin refrigeración.

Ten presente. Que no toda hortaliza o verdura tiene que ir en la nevera. Por ejemplo: Las patatas, boniatos, yuca, cebollas secas y ajos, otras, es recomendable que lo almacenes fuera del frigorífico. 

Cada uno de ellos por separado, en un lugar fresco, fuera del alcance de la luz, colocados en bolsas semiabiertas o tipo rejilla, para que tengan una ventilación correcta. De esta manera, pueden conservarse entre 1 o 2 semanas, e incluso más, en temporadas como otoño e invierno.

Nota: en ocasiones, las patatas nuevas (tiernas) o las lavadas que guardes en el frigorífico duran más tiempo.

2. Separar verduras en función de su tipo.

El todo en un mismo cajón, no es correcto. En la medida de que te sea posible determinadas verduras y hortalizas no deben mezclarse, ni en el mismo cajón y, por supuesto, tampoco en un mismo envase. 

¿Sabes que ciertas hortalizas emiten determinados gases que provocan que las de su lado duren menos tiempo?

Para ponértelo fácil, te recomiendo que las hortalizas se almacenen juntas si son del mismo tipo. Te doy varios ejemplos:

·        Tubérculos duros: zanahorias, chirivías, nabos, etc., perduran mucho tiempo en buen estado.

·        Verdura de hoja: Es recomendables consumirlas en 3 o 4 días. Por ejemplo: espinaca, acelga, cardo, apio, lechugas, endivias …

·        Pepino, calabacín, berenjena: puedes conservarse juntas pero, debes preservarlas de la humedad.

·        Tomates: Mejor solos que mal acompañados. Puedes almacenar juntos todo tipo de tomates, tratando de consumir primero aquellos más maduros.

·        Coles: Tales como coliflor, brócoli, lombarda, coles etc., es mejor apoyarlos siempre sobre su base, evitando la humedad.

·        Tubérculos frescos: Como los rábanos, ajos tiernos, espárragos, cebolla tierna, puerro. Estos no tienen mucha vida útil. Se mantendrán óptimos por el término de 3 - 4 días en el frigorífico.

·        Las setas guardarlas por separado o, preservándolos en la misma bandeja o bolsa.

·        Pimientos y judías verdes: Estas hortalizas tienen una durabilidad parecida, aunque conviene guardarlas separadas. 

    

3. Tipos de envase adecuados para verduras y hortalizas.

Coincidirás conmigo que lo más habitual es guardarlas en las mismas bolsas de plástico que te dieron cuando las compraste. Lo mejor, es que estas bolsas sean transparentes, de esta manera te permita ver su interior sin tener que abrirlas.

También, es factibles guardarlas en cajas de plástico o tuppers, que posean una respiración suficiente y evitar apretarlas.

Una nueva tendencia es guardarlas en bolsas de tela natural, que facilitan la respiración, eliminan la humedad y actúan como aislante incrementando su duración.

En el cajón de las verduras de tu frigorífico, puedes almacenarlas sin bolsas, siempre y cuando no esté muy lleno.

Es de suma importancia colocar las verduras y hortalizas en los estantes más bajos del frigorífico, para evitar golpes de frío que las dañan y perjudican.  

4. ¿Cómo almacenar las hortalizas cortadas y limpias?

Si eres de los previsores que preparas y cortas todo, listo para utilizar, ten presente que el mejor sistema de almacenamiento son bolsas herméticas, tipo clic, o tuppers cerrados.

Ah, otra alternativa, es pasarlo al congelador. Esta alternativa, es la solución ideal, si te sobran hortalizas o verduras como para hacer frente a cualquier imprevisto.  

5. No llenar la nevera en exceso.

Es clave, no sobrecargar la nevera con productos debido a que esta acción afecta a su conservación. El aire no circulará correctamente y la temperatura no alcanzará el nivel esperado para mantener las hortalizas y verduras en buen estado.

Ya tienes a tu disposición 5 recomendaciones para almacenar verduras y hortalizas en el frigorífico. Ahora, es momento de que disfrutes por más tiempo tus verduras y hortalizas. Te leo en los comentarios.

Comentarios

Deja tu comentario