Cuidados Generales Para Una Alimentación Saludable

Autor: administrador Casi Categoria: Root Fecha: Comentarios: 0 Vistas: 311

Hipócrates dijo “que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina”

 

Y estaba en lo cierto. La alimentación es clave para tener una vida saludable, y específicamente, es el pilar de la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como son la obesidad, cáncer, hipertensión arterial, diabetes mellitus, y muchas otras.

 

Para identificar cuál es la base de una adecuada y correcta alimentación, hay que separar el acto de consumir alimentos y el concepto de comer saludablemente.

 

Aquellas personas que realizan la acción de comer sin tener en cuenta que están ingiriendo, obedecen al instinto primario de satisfacer una necesidad básica, bien conocida como la sensación de hambre o apetito.

 

Al ejercer esta acción, se experimenta placer, por tal motivo se intentará repetirla para sentir una sensación de plenitud. 

 

No teniendo consideración sobre el tipo de alimentos que se ha ingerido, ni tampoco que efectos metabólicos pueden ejercer sus nutrientes en nuestro estado nutricional.

 

Todo esto conlleva a una malnutrición por déficit. 

 

¿Y por qué? Esto se debe a que lo consumido no ha cubierto las necesidades nutricionales básicas, o bien, se obtiene una malnutrición por exceso, cuando la ingesta de alimentos es mayor a tu necesidad de consumo de energía diaria.

 

5 reglas claves para llevar una alimentación saludable

Cuando comes saludablemente, cuentas con un buen estado nutricional. 

 

Es decir, 

  1. Comes de manera equilibrada: pensando en la reposición precisa del gasto de energía diario.

  2. Completa: sabes cuáles son los nutrientes adecuados para un correcto funcionamiento del tu cuerpo y los consumes en su totalidad.

  3. Suficiente: que no te excedes en las cantidades de alimentos que tu organismo puede digerir y aprovechar.

  4. Adecuada: que tomas en cuenta otros parámetros como es la edad, el tipo de actividad, el estado de salud actual y otras características que determinan las necesidades diarias de nutrientes, variada en su composición, y proporciones que requiera, manteniendo buenos hábitos alimentarios y prevención de enfermedades o retrasando complicaciones de las mismas.

  5. Que incluye todos los grupos de alimentos: en las cantidades y proporciones que se requiera y manteniendo buenos hábitos alimentarios para la prevención de enfermedades o el retraso de las mismas.

 

Recuerda, la alimentación es el combustible de nuestro día a día, para poder realizar todas las actividades de nuestra rutina. Por lo que, échale cuenta y dale el tiempo y dedicación que corresponde, como se lo das a otras acciones.

 

El acto de comer, encierra un marco cultural influenciado por diferentes factores como la edad, la capacidad económica, los hábitos y costumbres de cada país o región, el tipo de actividad física que lleves adelante y tu estado de salud.

 

Tomando en consideración la condición de cada persona se debe instruir una adecuada elección de alimentos. Es claro que, no existe un solo alimento que cubra todos los requerimientos nutricionales que tu cuerpo necesita.

 

Tampoco, podríamos decir de manera tajante que existen alimentos “buenos” o “malos”, pero si es verdad, que consumirlos en exceso o consumirlos deficientemente, abre puertas a la aparición de ciertos hábitos incorrectos que desembocan en enfermedades.

 

Para tener prácticas de alimentación saludables es bueno que empieces por cumplir horarios y tiempos de alimentación adecuados, en base a tus condiciones de salud y actividades realizadas. 

 

Consumir frutas y hortalizas te aporta las vitaminas y minerales para el buen desarrollo de las funciones de tu cuerpo. 

 

Te alentamos a ti y los que te rodean, a fomentar el hábito del consumo de frutas y verduras, de todo tipo, 5 veces al día. ¿Esto te suena?

 

Y algo fundamental, consultar siempre a un profesional, quien nos dirá como lograr alimentarnos saludablemente y según nuestras necesidades.

Comentarios

Deja tu comentario