5 mitos sobre el consumo de frutas


¿Es tu alimento preferido? Te encanta, pero a veces, te planetas si aquellos mitos que dicen sean verdad.
Hoy en este post, vamos a tratar de desmitificarlos y dar claridad, a por lo menos 5 de ellos. Toda fruta es uno de los alimentos preferidos por los fanáticos de la comida saludable. Las frutas, junto con las verduras y hortalizas, son fundamentales para llevar una dieta sana.

Ya lo sabes. Los expertos y profesionales en nutrición recomiendan consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día para llevar una dieta equilibrada.
Pero, cuando escuchas decir que hay que cuidar el consumo de azúcar, muchos ponen en duda si las frutas, que están llenas de azúcares, son un alimento saludable.

Te suenan estas preguntas:
¿Puede el azúcar de las frutas ser igual de dañino que el de los chuches?
¿Las frutas y hortalizas ayudan a prolongar tu vida?
¿Son los edulcorantes más saludables que el azúcar de una fruta?

Llegó el momento de explicar algunos mitos sobre el consumo de frutas y su implicancia en tu salud.

Mito Nº 1. ¿La fruta engorda?
Es una creencia común que viene desde hace décadas. Un simple hecho del saber popular, que las frutas contienen azúcar y por lo tanto, el azúcar engorda.
Vamos a separar la paja del trigo. En este mito, es importante distinguir y separar entre los azúcares "buenos" y aquellos "malos".
Ten presente este dato:
En las directrices sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños, la Organización Mundial de la Salud (OMS) distingue dos tipos de azúcares: los intrínsecos y los libres.
Los azúcares intrínsecos y Libres

Los azúcares intrínsecos son los que se encuentran en las frutas y las verduras enteras y frescas.

Los azúcares libres incluyen los monosacáridos y los disacáridos. Estos son añadidos a los alimentos por los fabricantes, chef o por los mismos consumidores, Como así también, los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los zumos de fruta y los concentrados de zumo de fruta.

¡Atención! Es el consumo de azúcares libres el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir un 10%. Debido a que ellos, están relacionados con problemas tales como la obesidad y la diabetes.

Por si no quedo claro, esta recomendación de la OMS, no se aplica a los azúcares intrínsecos, pues "no hay pruebas de que el consumo de azúcares intrínsecos tenga efectos adversos para la salud.

Mito º2. ¿Beber zumo de fruta es lo mismo que comer la fruta entera?
La forma o formato en que consumimos una fruta, si importa. Algunos, pueden pensar que es lo mismo comer una fruta entera que beberla como zumo.

A simple vista, pueden parecer que las dos son una alternativa sana, pero los expertos y profesionales de la nutrición advierten que consumir zumos no equivale a comer fruta.
Los zumos de fruta no poseen las mismas bondades que una fruta entera y, es más, beberlos en exceso, es malo.

Según algunos pediatras estadounidenses, los niños menores de un año no deberían beber zumo de fruta.
Para empezar, la OMS considera los azúcares presentes en los zumos como libres. Aún siendo zumos caseros o recién exprimidos. El azúcar de los zumos, al ser líquido, es absorbido rápidamente por el organismo, creando una elevación de la glucosa en la sangre.

Una fruta entera nos aporta fibra y vitaminas que se encuentran localizadas en la pulpa y en la piel, y que, en un zumo, las pierdes.

Mito Nº 3. ¿Las personas diabéticas pueden consumir fruta?

Aquí nos encontramos con otra creencia común: “la fruta no es recomendable para las personas diabéticas”.
Como se expuso anteriormente, una fruta entera no es igual que un zumo de fruta, debido al tipo de azúcar que contienen. Las frutas enteras no están prohibidas para los diabéticos, debido a que el azúcar que contienen es intrínseco. Mejor dicho, no es dañino, todo lo contrario.

Un dato de valor: La Asociación Americana de Diabetes sugiere "tanto a niños como a adultos con diabetes reducir la ingesta de carbohidratos refinados y azúcares añadidos y en su lugar centrarse en los carbohidratos de las verduras, las legumbres, las frutas, los lácteos (leche y yogur) y cereales integrales".

Mito Nº 4. ¿Consumir fruta de noche hace mal?
Este mito, es frecuente escucharlo en boca de nuestros abuelos. Es uno de los mitos que pasan de generación en generación. Muchos creen que la hora para comer una fruta influye en tu organismo. Que no es recomendable comer fruta de noche y mucho menos, después de una comida principal.

Sin embargo, te animo a que busques algunas pruebas científicas que lo corrobore. Yo, no perdería tiempo. No la hay.
Los profesionales en nutrición apuntan que el aporte calórico de la fruta es el mismo independientemente de la hora a la que se consuma, y lo más importante, es la combinación de calorías totales que se consumieron en el día.

Mito Nº5. ¿La fruta en muy buena para la vista?
Es así, ayudar a una buena visión, es una de las tantas propiedades que se le atribuyen a la fruta.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard indica que las frutas frescas, al igual que los vegetales con hojas de color verde oscuro, que contienen más vitaminas antioxidantes como la C y la E, ayudan a proteger al globo ocular de dos enfermedades relativamente comunes: cataratas y degeneración macular.

Llegado a este punto, muchos de estos 5 mitos sobre el consumo de frutas, ya no lo son para ti. ¡Qué bien! Incorpora siempre frutas y hortalizas a tu dieta. ¡Ten una vida saludable!

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados