¿Cuáles son los beneficios de comer tomates?


Siempre intentamos acercar información que te ayude a tomar buenas decisiones.
En otros posts hemos hablado de las razones por las cuales debes llevar una dieta sana y de los beneficios que trae a tu salud. Hábitos saludables que nos protegen frente a enfermedades y nos ayudan a prevenirlas.

Hay alimentos que son considerados básicos en una dieta equilibrada. Los aportes de las frutas, las hortalizas y las verduras, son indiscutibles.

Hoy vamos a dedicar nuestro artículo a quien es el protagonista, el rey entre este tipo de alimentos, el tomate.
En este post encontrarás los beneficios de comer tomates, sus propiedades y la versatilidad de este producto a la hora de combinarlo con otros alimentos. Es bien conocida la capacidad del tomate de realzar una receta, por más sencilla que sea.

El tomate está presente en cientos de platos de la cocina mediterránea y en muchos de la gastronomía andaluza.
Dueño de ese pigmento rojo llamado Licopeno, que le otorga sus propiedades antioxidantes.
Si hay algo que siempre se destaca en el tomate, es que es un producto bajo en calorías, siendo de aproximadamente 22kcal por cada 100gr.

Y, además de ese sabor que lo hace único, nos brinda muchos beneficios a nuestra salud.
Es una buena oportunidad para que tú los conozcas si es que aún no lo sabías. Si ya conoces algunos de ellos, siempre es bueno recordarlos y refrescar la información.
Vamos a ello.

El tomate es rico en vitaminas y minerales. Aporta vitamina C, que es un gran antioxidante natural. También vitamina A, K, hierro y potasio.
El consumo de tomate ayudará a fortalecer tu sistema inmune, contribuyendo a aumentar tus defensas.
Ayuda a expulsar toxinas (efecto diurético). Esto se debe a que contiene potasio y bajos niveles de sodio. Evita la retención de líquidos y los edemas. Es un diurético natural. Su bajo contenido en sodio la hace muy recomendable para hipertensos.
Es un buen regulador del tránsito intestinal.
Al contener vitamina A, ayuda a proteger la vista. Mejora nuestra visión y colabora en la prevención de enfermedades degenerativas.
El tomate cuida tu piel. Y esto se debe a que es un potente antioxidante natural. Y no se termina allí. También colabora a mejorar el aspecto de tu pelo.
Mejora la circulación sanguínea. Su contenido en hierro colabora a mantener el buen estado de la sangre y la vitamina K en la coagulación. Tiene un efecto protector contras las enfermedades cardiovasculares.
Reduce el colesterol, por su aporte de fitosteroles.
Evita el estreñimiento. Esto es gracias a su contenido en fibras que, favorece el tránsito intestinal y la prevención de enfermedades relacionadas. Una manera sana de evitarlo ¿No crees?

Ahora bien, es probable que te preguntes ¿Cuál es la mejor forma para consumir el tomate?

De todas las opciones que hay, la mejor es la de prepararlo fresco y crudo. De este modo estarás sacando partido a todas sus cualidades. Que, por cierto, son muchas.

Aunque, hay estudios que indican que aún cocidos, mantienen sus principales cualidades.
Siempre estarán sus ventajas presentes. Tenlo en cuenta.

Recuerda que el tomate es un producto versátil, capaz de acompañar otros ingredientes, realzar platos o de ser el protagonista, asegurando el sabor.

Y tú ¿Ya comienzas a sentir el buen tiempo? ¿Te apetece una ensalada fresca de tomates?
Tienes más de un motivo para prepararla. Los beneficios del tomate bien lo merecen.

Seguro que a ti se te ocurren ideas geniales para combinarlo en tus próximas recetas.
Solo resta que elijas tu tomate. ¿Te ayudamos?

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados